ENVIO GRATUITO EN COMPRAS SUPERIORES A 50€

Color
Marca
Precio
Establecer dirección descendente

FLOS

Parrilla Lista

Establecer dirección descendente

15 artículo(s)

FLOS: LA ILUMINACIÓN CREATIVA

Filosofía

Durante cincuenta años han estado elaborando objetos de iluminación derrochando brillo y haciendo sueños realidad.

Para Flos, la luz es un elemento de expresión de nuevas ideas y de exploración de nuevas emociones.

Confiar en su intuición siempre les ha permitido crear productos que se han convertido en iconos del diseño, estableciendo nuevas tipologías y arquetipos de innovación.

Mediante la exploración de materiales revolucionarios, soluciones hi-tech y descubriendo nuevos talentos han conseguido una nueva estética para el hogar.

 

Construyendo una industria

Flos tuvo la fortuna de conocer a los hermanos Castiglioni, Achille y Pier Giacomo Castiglioni, inventores más que arquitectos y artistas más que diseñadores, tenían una habilidad especial para el montaje de componentes industriales.

Crearon una nueva tipología de iluminación artificial con una forma y un significado de una intensidad comunicativa que fue difícil encontrar en otros diseñadores.

Cuando Italia iniciaba con los primeros signos de decaída industrial, fue cuando la empresa comenzó a tener una rápida evolución económica. Por una parte había una demanda por adquirir un estilo de vida con mejores condiciones, mientras el consumismo empezaba a crecer. Juntos, generaron la primera 'revolución social'.

El espíritu de los 68 está reflejado en la evolución del diseño y su mercado, y se vio en muchos proyectos experimentales de los hermanos Castiglioni para Flos, que surgieron años atrás. Conscientes de estos cambios, Flos continuó produciendo objetos que, por su calidad de innovación, agradaron a los consumidores más jóvenes por la provocación que generaban.

La tienda Flos se inauguró en 1968 en Corso Monforte, Milán que inmediatamente se convirtió en una fascinante 'máquina de comunicación' gracias al diseño del interior del edificio realizado por Achille Castiglioni.

 

Consagración y Expansión

Muchos productos de Flos fueron seleccionados por la galería MoMA para ser incluidos en su museo en la colección de diseño permanente, especialmente proyectos realizados por Achille y Pier Giacomo Castiglioni. Esto marcó una rápida consagración de su trabajo y un importante reconocimiento de diseño artístico para una empresa que había estado activa en el mercado por sólo unos años.

 

Una nueva dirección

En la segunda mitad de los años 70, Flos ya era una marca firmemente establecida y presente en la mente de los apasionados por el diseño. También fue una época marcada por las dudas e incertidumbres sobre el futuro de la sociedad italiana, su industria y su economía.

En aquella época, Sergio Gandini tenía la mente más lúcida de todos los productores/patrocinadores de Castiglioni. Sabía como poder enlazar distintos productos con precisión, simplicidad y quizás, esta habilidad le ayudó en sus inicios en el campo de la decoración. A raíz de ello, Flos se convirtió en una firma mundialmente conocida a pesar del tamaño de la empresa. Nacieron muchos best-sellers que la sostuvieron durante casi treinta años.

Flos no sucumbió a la interpretación 'simplista' que identificaba lo postmoderno con columnas y otras vulgaridades neoclásicas.

Si ser postmodernos significaba ser conscientes de que el modernismo había llegado a un callejón sin salida, dentro del mundo del diseño, entonces la elección del joven Piero Gandini fue más que brillante en el campo de la iluminación. Flos se mantuvo fiel a sí misma con la continua inspiración y creatividad de Achille Castiglioni.

Desde entonces, se establece una relación de amistad y confianza mutua entre Philippe Starck y Piero Gandini sobre la que se basa la constante colaboración en numerosos proyectos. Starck comienza a formar parte del comité de imagen de Flos junto a Sergio Gandini.

 

Globalización

Para sobrevivir a la globalización tuvieron que empezar a diseñar nuevos objetos empleando lenguajes ideados por diseñadores todavía desconocidos, que introdujesen en el mercado una nueva cultura de masas en un mundo paradójicamente más pequeño.

Por ello, el hecho de conocer a Marc Newson, les llevó a la producción de elementos claramente futuristas, ligados al tema de los viajes y la velocidad. Mientras por otro lado, el trabajo de Jasper Morrison fue una opción inteligente de neo-minimalismo: partiendo de la reconsideración de formas primitivas, generó una serie de productos que generaron una ilusión cultural importante.

La apuesta de Piero Gandini de rejuvenecer la producción de Flos en todos sus aspectos, venció definitivamente. La muerte de su padre un año más tarde dejó un vacío inmenso, no solo emocional sino también en el mundo industrial.

 

El objeto neo-industrial

Con la llegada de la revolución de los LED, Flos desarrolló competencias técnicas para que la belleza de los objetos correspondieran con la eficiencia de los mismos.

Por consiguiente, el problema no fue sustituir una fuente de luz por otra, sino más bien incrementar el trabajo en otras áreas de la iluminación con las múltiples posibilidades que aportaban las nuevas tecnologías. Estas áreas incluían los sectores de la construcción y del contract (edificios públicos, oficinas, espacios para la lectura...) en los que la luz a menudo correspondía más a una condición ambiental mejorada que a la belleza de los artefactos de iluminación propios.

Nació Flos Architectural Lighting, que con pocos años juntaba un catálogo de soluciones que consiguió abarcar muchos ámbitos: todos los productos se caracterizaron por una forma esencial, que interfería lo mínimo posible con el diseño de los espacios pero que a la vez representaba una señal gráfica que discretamente conseguía crear una iluminación artificial en un estado de máxima evolución.

El objeto neo-industrial del futuro también se caracteriza de una dimensión ligera, poética y romántica.

 

Una visión de futuro

No cabe duda que la diversificación, iniciada por el sector de la arquitectura, y dado el aumento de las cuotas de mercado ayuda a sostener las iniciativas que ofrecen a artistas y diseñadores nuevas posibilidades expresivas.

Así pues, en el año 2007, Flos presentó su Flos Architectural en Barcelona, y pocos meses más tarde en Roma dónde asistieron miles de visitantes. Tuvo que haber algo más que el genérico interés por combinar arte y diseño en la visión de una industria que tiene mucho que ver con ideas y formas. Los conceptos están ligados únicamente a la percepción humana.

El concepto de sostenibilidad se volvió para Flos una materia principal en la búsqueda de nuevas resinas totalmente biodegradables.

El desafío del futuro se trata de lo que todavía no ha sido visto ni hecho aún. Gandini se ayuda de la tecnología digital que depara muchísimas sorpresas.

Para Flos, merece la pena esperar a ver que ocurre, vivir el fascinante presente/futuro de la iluminación artificial, aunque sea solamente para poder contarlo a quienes vendrán después, quizá tras otros cincuenta años.

¡Sé uno de los nuestros!
Consigue un 10% de descuento en tu próxima compra.
×

Elementos agregados recientemente

No tiene artículos en su carrito de compras.

×

Mi cuenta

Nuevos Clientes

Al crear una cuenta con nuestra tienda podrás moverte más rápidamente por el proceso de pago, guardar múltiples direcciones de envío, ver y seguir el rastro de los pedidos de tu cuenta y más.

Clientes Registrados

Si usted tiene una cuenta con nosotros, por favor ingrese.

* Campos Requeridos